Fish and Wildlife Foundation of Florida
Saltar al contenido

Apoya a Wild Florida

Por: Kyle Grammatica

¿Qué es lo que más le gusta de Florida al aire libre? ¿La increíble variedad de especies silvestres? ¿Las vías fluviales expansivas y los paisajes únicos? ¿Las infinitas oportunidades recreativas? Sea lo que sea, estamos comprometidos a ayudarlo a respaldarlo. Desde nuestra fundación en 1994, hemos donado más de $45 millones para la conservación y la recreación al aire libre, ¡y no nos detendremos allí! Este año, a pesar de la pandemia, hemos continuado financiando proyectos de conservación críticos en todo el estado. Estos incluyen un Ampliación de 587 acres al área ambiental y de vida silvestre de Apalachicola, una subvención de $150,000 para investigar una enfermedad neuromuscular que afecta a las panteras y gatos monteses de Floriday esfuerzos continuos para restaurar el arrecife de coral de Florida. Su apoyo es crucial para la conservación, como en las siguientes historias de éxito.

El rebote del manatí

Uno de los animales más queridos de Florida, el manatí estuvo una vez amenazado de extinción. Fue catalogado por primera vez como en peligro según la Ley de Especies en Peligro de Extinción en la década de 1970. En ese momento, solo había unos pocos cientos de manatíes en estado salvaje debido a la contaminación, las enfermedades y los accidentes de navegación. A través de la acción combinada de agencias gubernamentales, grupos conservacionistas y ciudadanos de todas las edades, los manatíes han tenido un repunte increíble. Su población ha aumentado a más de 7500 animales y la especie fue reclasificada de en peligro a amenazada en mayo de 2017. La recuperación de la población de manatíes de Florida ha sido una de las historias de éxito de conservación más inspiradoras de los últimos 20 años.

Parque estatal Highlands Hammock

La formación del Parque Estatal Highlands Hammock proporciona un excelente ejemplo del poder de las donaciones para la conservación. El área de Highlands Hammock ha sido atesorada por los floridanos durante generaciones, pero en un momento, su destino era incierto. A finales de la década de 1920, los ciudadanos locales se preocuparon de que se perderían debido a la expansión de las tierras de cultivo, por lo que recaudaron dinero para comprarlas y protegerlas. El activismo del público ayudó a que la tierra se considerara como Parque Nacional en 1930, pero finalmente fue rechazada por ser demasiado pequeña. Una vez más, su futuro estaba en duda. Los filántropos Margaret Shippen Roebling y su esposo John donaron $25,000 para financiar la preservación de la tierra. La familia Roebling también lanzó un desafío a los lugareños: recaudar $5,000 para ayudar a comprar la tierra. Esta no fue una hazaña fácil durante la Gran Depresión, pero los ciudadanos devotos enfrentaron el desafío. Los Roebling luego contribuyeron con otros $25,000 y la propiedad se compró oficialmente y se abrió como parque en marzo de 1931.

Estos ejemplos nos enseñan que hay poder cuando todos contribuimos; cada dólar y muestra de apoyo importa. Así que elige un proyecto. Elige una causa. Encuentra un fondo. O simplemente dona ahora. Puede ser parte de la próxima gran historia de éxito en conservación.

Volver arriba
ES