Fish and Wildlife Foundation of Florida
Saltar al contenido

Mujeres en la ciencia: Dr. Jan Landsberg de FWRI

El investigador científico Dr. Jan Landsberg siempre ha tenido una mente inquisitiva y un interés en la biología. Después de completar sus títulos en su país de origen, Inglaterra, trabajó en un laboratorio de enfermedades de peces en Israel. Después de una parada en la Universidad de Carolina del Norte, comenzó a trabajar para FWC hace más de 30 años.

Jan ha estado a la vanguardia en la resolución de muchos de los acertijos ecológicos de Florida. Uno de los casos más interesantes en los que trabajó fue el pez globo tóxico que vive en Indian River Lagoon (IRL). Los pescadores de Nueva Jersey pescaron pez globo en el IRL, los trajeron a casa, se los comieron y se enfermaron mucho. Jan y sus colegas inicialmente supusieron que la enfermedad era de tetrodotoxinas naturales en los hígados de pez globo, pero se le informó que las toxinas encontradas eran saxitoxinas. Después de la investigación inicial del filete de pez globo en el caso de NJ, un científico canadiense determinó que el culpable era la saxitoxina, que, como las tetrodotoxinas, puede ser mortal si se consume. Jan y un equipo de científicos estatales y federales se propusieron descubrir la fuente de las saxitoxinas en el pez globo. Descubrieron que una de las algas en el IRL, conocida como Pyrodinium bahamense, fue responsable de producir las saxitoxinas, posiblemente debido a cambios ambientales en la región o la carga de nutrientes. Jan ha encontrado evidencia circunstancial de que el pez globo con saxitoxinas se había encontrado en el IRL ya en la década de 1950. Para evitar que las personas coman la carne tóxica de pez globo, la FWC prohibió la pesca de pez globo en el IRL que todavía se mantiene.

En los últimos años, Jan y sus colegas han trabajado para comprender mejor la enfermedad de pérdida de tejido de coral pedregoso. Ella compartió que los corales pueden ser difíciles de trabajar debido a sus esqueletos duros. Cuando se examinan los corales microscópicamente mediante un proceso llamado histología, primero se debe disolver el esqueleto para ver los tejidos blandos en su interior. Este proceso permite a los investigadores ver cómo la enfermedad está afectando al coral y cómo puede dañar los delicados tejidos del animal. Ella ha examinado muestras de tejido de corales sanos y enfermos, comparando su estructura celular y buscando posibles microorganismos asociados. Ella también compara muestras de tejido de partes enfermas de un coral y áreas aparentemente no afectadas. Esto ha permitido a Jan y sus socios descubrir que las lesiones de la enfermedad se están formando inicialmente más profundamente dentro de los corales, incluso si inicialmente no son visibles externamente. También ha observado que la enfermedad parece comenzar cerca del canal gastrovascular del coral y se propaga hacia la superficie del animal. Si bien la causa de la enfermedad no se conoce completamente, la teoría principal es que las bacterias (u otro microorganismo) o varios microorganismos que trabajan juntos son responsables. Jan y sus colegas actualmente están aprendiendo más sobre cómo funciona la enfermedad, cómo se causa y cómo se puede prevenir.

Para apoyar el trabajo de Jan resolviendo los misterios críticos que afectan nuestro medio ambiente, done aquí.

Volver arriba
ES